martes, 5 de julio de 2016

cuando hablamos de igualdad

cuando hablamos de igualdad







un buen día te miras, a ese espejo donde te ves tal cual, en el no hay trucos eres tu y lo que representas, para tu sentir, lo que en el aclares es como eres, y como ves a los demás, a través de la igualdad, un compromiso que en el camino es un pilar fundamental, nadie es mas que nadie, y si tu crees que en algún momento eres mas que tu prójimo, con mas derechos o condiciones, es que eres pobre de algo dentro de ti.







aprender a dejar pasar y llegar el segundo o el tercero en el camino es de sabios, porque dejaste tus prisas y aprendiste que no es llegar o ser el primero, si no que es llagar con tu despertar, brillando con tu sencillez y humildad, que no juzgas si debes o no, ser mas elegido que otros, simplemente eres uno mas que aporta luz en esta oscuridad, no mires a nadie por lo que tu crees que no eres, porque lo que en el tu ves falta, en ti es una evidencia, nunca quieras ser mas que nadie, porque nadie siempre estará en ti, en tu egoísmo como persona, que evalúas lo que tu no sabes comprender, porque comprender es no valuar es vivir y compartir, dejar paso y si llegas mas tarde será porque tiene que ser así, asimilando tu saber, porque las prisas y nos hacen ver cosas que no somos, sentir cosas que no sentimos pero decimos, equivocándonos en el camino de una luz que solo pide amor y sencillez, respeto por todo ser, que tiendas tu mano, no que te midas a el, y compares y hasta le humilles por detrás con tu sentimientos equivocados.




no hagas a otros lo que a ti no te gustarían que te hicieran, madura tus pensamientos y libera tu egoísmo, se prudente y respeta a tu prójimo, el amor es eso, porque si no cometeremos el mismo error, que nos ha traído hasta aquí, las mentiras, el decir va me da igual o el soy asi y que se jodan, eso es lo que el ser de luz no debe ser, meditar en el camino, ver y sentir a el que lleváis a vuestro lado como un igual, no pidáis lo que no dais, porque cuando os dan, eso que están dispuestos a dar, a ellos también les cuesta un esfuerzo luego recuperar, para que luego cuando encontráis un camino a vuestro gusto, les dais la espalda, encima ofendidos porque ya no os escuchan, quizas no os escuchan porque llevan años diciéndote lo mismo y no sientes dentro de ti, solo quieres ser el o ella, pero todo tiene un camino, medita y fluye en el, si no te elevas vuelve a meditar porque hay algo que no has sentido y no encaja en ti.







HANADRIEL AZRAEL.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada