lunes, 18 de julio de 2016

fluye no lo estanques

fluye no lo estanques


en el reino de los pensamientos, cuando la mente trabaja a través de consciente, el tren de carga se llena en su aventura, dando a la imaginación, caminos por donde edificar castillos, unos castillos que en muchos casos caerán en su poca solidez, por estar hechos de pensamientos no fluidos y poca fe en ellos, o lejos del alcance en esos momentos, todos hemos tenidos muchos pensamientos de esos, que se van cayendo en nuestra propia aventura, algunos en su caso hasta nos costaron  lagrimas y salud.


todos esos pensamientos y sus cascotes, son los que adornan nuestra mochila, estancándola en su fluir, porque sean ido quedando en su espacio como derrotas en el camino de nuestro consciente, y bloquean  el fluir de algo nuevo, el sentir que en cada época de la vida, todo cambia si nosotros cambiamos, fluyendo desde nuestro interior, oxigenando nuevos pensamientos realizables para nuestra forma de vivir.


hay que fluir en los recuerdos y ir sacando todo aquello, que dejamos en la caída de esos castillos, que estancan el fluir de nuestra luz y armonía, hacer de los escombros nuevos cimientos y una nueva base de pensar, de que lo aprendido en esa época nos sirva para dar luz a otra nueva, recoger el amor que pusimos en todos ellos y toda esa fuerza rejuvenecerá nuestra esperanza, de podemos hacer castillos, pero a nuestra medida, que la felicidad no esta en lo grande que sea el castillo, si no que en la intensidad del amor que hayamos puesto en ellos, porque pueden ser pequeño, pero de un alma y luz enorme, porque la luz en nosotros es pequeñita, pero se ve en todo el universo.

HANADREIL AZRAEL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada