jueves, 27 de julio de 2017

en verdad dais amor

en verdad dais amor


se que es difícil, cabalgar en esta tierra y mas caminar sobre ella, somos tantos seres entre humanos y otras especies que calificar de malos y buenos es imposible, unos porque viven sobre todo por sobre vivir, si hablo de los animales seres que nacen y se van multiplicando, al paso que los humanos les dejamos, pero su ser es ese nacen se multiplican y mueren, en ese camino seguro que aportan amor entre los suyos, un amor que cuando unos y otros cogen una edad adulta, luchan entre ellos por subsistir, al igual que nosotros lo hacíamos hace millones de años, cada clan luchaba por los suyos y una vez separados ya eran enemigos si el hambre apretaba, cada ser marcaba su terreno, tal y como lo hacen ahora solo el ser humano fue creado con un sentimiento de amor emocional y físico diferente, el diferencia el mal del bien, la tristeza de la alegría, el sufrimiento del bienestar, a el se le dio ese don, para que con el tiempo cuidaría de toda vida que naciera en la tierra, pero absorbió la parte animal, de marcar su territorio, y la nueva de conquistar a su vecino, esclavizándole a su antojo, y hay seguimos en ese camino, luchando a través de un sentimiento espiritual, porque los sentimientos religiosos han fallado todos, e incluso ellos mismos han creado, nuevas ideologías para que el ser humano, tenga nuevos sentimientos para matar y matarse así mismo.


en verdad damos amor, o nos mueve la supervivencia ante algo tan poderoso como dios, si o fuera por las apariciones y milagros hechos por el y sus encuentros a través de nuestra propia esencia de luz, que nos une a toda la creación, seriamos capaces de respetarnos lo poco que lo hacemos en este camino, porque granito a granito y lagrima a lagrima, vamos comprendiendo que la raíz de nuestra creación es dar amor sin fronteras, en un plano de humildad y amistad, respeto, que muchas veces brilla por su ausencia.


israhel valehn


No hay comentarios:

Publicar un comentario

en todo

en el todo cuando uno va andando, en el silencio de sus pensamientos, todo se reduce a nada y mucho, nada se oye y todo sonido...